La Caida

Salió lesionado Laurent Koscielny, capitán del Arsenal. En su posición entró Chambers sin alterar el módulo táctico.
Atlético, sin brillar, hace una presión alta sobre los lanzadores de Arsenal para robar el balón arriba. Además, una vez se da el robo intentan pelotear y el juego en largo para sorprender a su rival. Fue así como Diego Costa quedó mano a mano con David Ospina errando su remate.
Atlético de Madrid dispone su típico 4-4-2 en la cancha. La variante táctica será la presencia de Thomas como lateral derecho. Quiere desde el inicio apropiarse del balón. Arsenal, por su parte pone una línea de volantes muy plobada.
Atlético de Madrid y Arsenal definirán el clasificado a la final de la Europa League este jueves, cuando se enfrenten en el Wanda Metropolitano en la semifinal. El partido inicia con el global de 1-1.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
David Ospina, tal como lo había señalado este miércoles Arsene Wenger, será titular con los ingleses y tendrá la responsabilidad de salvaguardar el arco inglés.
El colombiano David Ospina, portero del Arsenal, será el elegido por Arsene Wenger para el once en el partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa contra el Atlético de Madrid en el estadio Wanda Metropolitano, según confirmó el propio técnico en rueda de prensa en la víspera del encuentro.
“David será titular mañana (jueves)”, aseguró el preparador francés en el escenario del choque de este jueves, en el que compareció ante los medios de comunicación precisamente junto al guardameta colombiano, que repetirá de inicio en la competición continental por delante del checo Petr Cech, ya restablecido de unas molestias.

“Nosotros ya conocemos al Atlético, sabemos los jugadores del Atlético y conocemos el cuerpo técnico como trata de inculcar esa garra sudamericana. Y creo que el Atlético lo hace muy bien, pero nosotros venimos a hacer nuestro trabajo, venimos a hacer buenos partidos en esta competición y mañana esperamos hacer las cosas de buena manera para sacar el resultado que nos haga pasar a la final”, explicó el guardameta, en la víspera de la vuelta de semifinales.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
David Ospina posee nuevamente problemas médicos, que lo tienen en duda para atajar con el Arsenal frente al Atlético de Madrid, en el juego de vuelta de la semifinal de la Europa League (1-1). El arquero colombiano sufrió un golpe este fin de semana contra el Manchester United, en juego de Premier League, y este lunes se confirmó que está entre algodones por los galenos del club londinense.
“Ospina tuvo un problema en sus costillas (…) Estamos esperando que todos los jugadores que tenemos lesionados se recuperen, pues el jueves está muy cerca. En 48 horas sabremos si podremos contar con ellos”, aseguró el entrenador Arsene Wenger, quien tiene varios jugadores con molestias de cara al decisivo partido en Madrid, frente a los colchoneros.

Aunque ya hay preocupación en los ‘gunners’, así como en el seno de la Selección Colombia, no se podrá definir todavía la gravedad de su lesión, una posible incapacidad, y si David podrá estar en la delegación del Arsenal que viajará a España para jugar los 90 minutos de la segunda ‘semi’.

No pudo contra la eliminación

Un gol que resolvía una primera parte mala, pero vibrante. El gol de Costa reafirmó al Atlético, que había sacado oro de su rácano juego en el primer tiempo, en su táctica. 

No querían los locales arriesgar y volvieron al alambre, y era consciente el Arsenal de que debía dejarse todo por el tanto. Otra vez el fútbol rápido de los rojiblancos chocaba con el toque de los londinenses. 
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Un toque insulso e inquietante que obligó a Jan Oblak a lucirse. Antes Aaaron Ramsey había perdonado lo que parecía el empate a uno. El partido se descosió con el paso de los minutos y el Atlético encontró sus momentos, siempre con Diego Costa como peligro constante. 

El punta arrastró a los defensas rivales cuando y como quiso y se marcó un partidazo, posiblemente el mejor desde su regreso. Costa fue una pesadilla para el Arsenal. Tanto que terminó fundido y solicitó el cambio. 

En el minuto 83 fue sustituido por Fernando Torres con una ovación clamorosa desde las tribunas. El Metropolitano explotó de nuevo en ese momento. El Atlético aguantó hasta el final con garra e ímpetu. Hasta que el árbitro señaló el final. Entonces estalló la fiesta porque otra final está en el horizonte y el público lo celebró a lo grande.
Síntesis
Atlético de Madrid: Oblak; Thomas (Savic m. 92), Giménez, Godín, Lucas; Saúl, Gabi, Koke, Vitolo (Correa m. 74); Griezmann y Diego Costa (Fernando Torres m. 83). 

Arsenal: Ospina; Bellerín, Mustafi, Koscielny (Chambers m. 11), Monreal; Xhaka, Ramsey, Wilshere (Mkhitaryan m. 69); Özil, Welbeck y Lacazette. 

Gol: 1-0: m.48+: Diego Costa bate a Ospina dentro del área, tras un pase de Griezmann. 

Árbitro: Gialucca Rocchi (Italia). Enseñó cartulina amarilla a Wilshere (m.42), Monreal (m. 59), Mustafi (m.78), Saúl (m.70) y Costa (m.78). 

Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ante 64.196 espectadores. Asistieron al partido, entre otros, desde el palco de autoridades, Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores; Rafael Catalá, de Justicia; Juan Ignacio Zoilo, de Interior; José Ramón Lete, presidente del Consejo Superior de Deportes; David Aganzo, presidente de la AFE; Julen Lopetegui, seleccionador español de fútbol, y Rafael Nadal. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
El equipo inglés salió decidido a lograr el empate. Subió sus líneas y comenzó a generar peligros. Intenta jugar a un solo toque y rematar desde cualquier parte. Oblak ha salvado al equipo español.
Atlético no cambia sus costumbres. Siguió el plan sin desesperarse. Nuevo pelotazo, error en la defensa del Arsenal y Costa aprovecha un mal cierre de la defensa y una salida lenta de Ospina para poner el 1-0.
Atlético de Madrid ha variado las formas de ejecutar sus tiros libres directos y los tiros de esquina. Así le ha generado mucho peligro con remates que se han ido desviados.
Las combinaciones entre sus jugadores, llevar el balón de un lado al otro le están dando a Arsenal opciones de llegar con peligro. Lacazette tuvo así una oportunidad inmejorable, pero el francés nunca pateó.

El Dormuntd y El RB Leipzig

La sensación que dejó la victoria del RasenBallsport Leipzig en el Signal Iduna Park, que fue bastante más contundente en el juego que en el resultado, es que los de Ralph Hasenhüttl le hicieron al Borussia Dortmund lo que éste, con Jürgen Klopp, le solía hacer a los rivales.

Fue como situarse ante una foto del pasado. Ante ese espejo cruel que muestra lo que fuiste pero ya no eres. En todo caso, éste no es realmente un problema para Peter Bosz. La base de su modelose cimenta en otras ideas, algunas de ellas vulnerables a ese fútbol que bebe de la fuente de Ralf Rangnick, con lo que el recuerdo del pasado, aunque amargo, también es tramposo. Lo que parece más difícil de asimilar son los problemas que viene padeciendo el equipo una vez la exigencia aumentó. Ante rivales teóricamente inferiores, el conjunto borusser apenas ha recibido dos goles en ocho partidos.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Pero frente a rivales a priori similares o superiores este dato cambia completamente: el Bayern le metió dos goles en la Supercopa y el Tottenham, el Real Madrid y el propio RB Leipzig le marcaron tres. La diferencia es evidente. También hasta cierto punto natural, por supuesto. Pero nada de esto evita señalar que estos problemas competitivos que está demostrando el Dortmund ante este tipo de rivales techa el potencial inmediato de un equipo al que, es cierto, quizás se le exige más de lo que actualmente puede alcanzar.

Los problemas ante el Leipzig fueron diferentes a los vistos ante Tottenham o Real Madrid, dos rivales que despedazaron su débil transición defensiva saliendo, sobre todo, por las bandas, pero tienen un nexo común: lo mucho que se abre el Dortmund desde el primer pase. El juego que impone Peter Bosz así lo requiere. Los interiores en vez de juntarse con el mediocentro se abren para trazar líneas de pases ambiciosas pero muy riesgosas. Los laterales se incorporan, los extremos verticalizan y, al final, el BVB mete mucho futbolista por delante de línea de balón.

Así la presión posterior funciona mejor, evidentemente. Ya lo vimos en el Ajax. Pero para ello hay que, primero, asentarse arriba y, segundo, lograr que la pérdida sea de calidad. Ante el Wolfsburg o el Koln esto funcionó de maravilla. Pero en Champions no se está cumpliendo lo segundo y, por ende, en su marcador todavía no hay puntos. Y el sábado, ante el equipo de Hasenhüttl, tampoco se consiguió el primer paso.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El enorme trabajo de Augustin y Poulsen para ensuciar cada pase de los centrales, unido a la posterior y agresiva presión del doble pivote conformado por Kevin Kampl y Naby Keita, impidió hasta el 10vs10 que el conjunto de Bosz controlara el juego. El atasco fue generalizado. Las opciones que ofrecían Gotze y Castro, imposibles de articular. Y al final, además, cada recuperación del RB Leipzig era castigada por un Bruma que siguió el camino de Kane, Cristiano y compañía al señalar la falta de calidad defensiva para el duelo individual que, en esta temporada, está rompiendo al Dortmund.

El reto de la carrera de Munir

Munir El Haddadi todavía no ha roto a jugar. Es pronto, apenas tiene 22 años y sólo acumula 70 partidos en la élite, pero todavía no ha conseguido dar ese pasó adelante que, por ejemplo, sí dio Sandro Ramírez el año pasado en La Rosaleda. Su problema, en todo caso, no parece relacionado con una cuestión de tiempos, sino de fútbol.
La clave está en esa pequeña gran incompatibilidad que existe entre el perfil de futbolista que parece ser Munir y las condiciones que él tiene para desarrollar dicho rol. El madrileño es un jugador que entiende bien los espacios. Tanto desde dentro a fuera como desde fuera a dentro, Munir lee muy bien este tipo situaciones de juego que implican un ritmo alto, espacios y los defensas corriendo para atrás. Además tiene talento para el disparo, intuición para el remate y, en definitiva, cierto olfato para el gol, lo que le convierte también en un potencial ejecutor muy peligroso. Sin embargo, todo esto no siempre se articula bien. Su físico parece una cosa y luego es otra. Es rápido y bastante ágil, pero no es potente. Sus primeros pasos no marcan diferencias. No eliminan rivales. Y a partir de esta falta de superioridad es donde se comienza a notar que también es muy liviano para ejecutar según qué movimientos. Con balón y sin él.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Este déficit convierte a Munir El Haddadi en un jugador demasiado dependiente del contexto para desarrollar su mejor fútbol. Éste, en Valencia, no le acompañó en ningún momento. Y ahora, en Vitoria, tampoco parece hacerlo en exceso, pero entre los cambios de De Biasi y su buen nivel quizás haya motivos para la esperanza.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El entrenador italiano ya ha elegido estilo: el Deportivo Alavés jugará atrás, muy atrás, defendiendo siempre a partir de la línea divisoria y no antes. Un hecho que obviamente determina también la forma de atacar del conjunto babazorro: lo hará al contragolpe y, sobre todo, desde muy lejos. Algo a lo que si añadimos a los pocos hombres que involucra en el ataque (dos por regla general, tres en las jugadas más puntuales, pero nunca más) lo hace muy complicado.
En cambio, como decíamos, Munir está respondido bien. Y el porqué, además de en su buena lectura, se encuentra el nombre propio de las dos figuras que más le acompañan. El que le habilita, el que le encuentra y el que le lanza es Álvaro Medrán. Jugando como mediapunta, no por detrás, De Biasi consigue sumar un centrocampista sin perder un jugador capaz de conectar con el punta. El que le acompaña, el que le asistente y el que le potencia es Alfondo Pedraza.
El canterano del Villarreal, miembro de esta generación Sub-19 de Ceballos o Asensio, está siendo todo lo que necesita Munir para que cada uno de sus toques no se pierda en el infinito. Pedraza es, sobre todo, un muy buen conductor. Virtud que le permite a Munir, que no olvidemos está jugando como hombre más adelantado, desaparecer de la jugada durante veinte metros. Él da salida, encuentra a Pedraza y ya no aparece hasta los últimos dos toques, que están siendo muy buenos a pesar de las duras circunstancias. Porque el Alavés ataca demasiado poco, el que menos de toda La Liga, pero con Pedraza & Munir lo hace bien.

Que buen Isco

Pues está claro que discrepamos entonces. Si el Madrid lo que busca es adquiri un futbolista para que sea la estrella del proyecto post-Cristiano no puede buscar a Harry Kane, que es uno de los 5 mejores 9s del mundo, pero no jugadores. 

El Madrid no necesita un crack, necesita un supercrack, y por nivel de esos solo Neymar, Griezmann y Mbappé, y por edad y proyección me decantaría por este ultimo. 

Dices”Neymar no es un crack de la definición” 

Creo que confundes definir con rematar, porque en efecto Neymar no destaca por remate, pero hombre definiendo….. es que es excelso.
El misterio de Benzema… cosas a su favor: cuando está activado es el único nueve (sin contar a Messi) que he visto que puede jugar tan bien de espaldas y participar tanto en el juego de su equipo… 

Contras: esque yo creo que con un 9 más killer el equipo de Mou (que no viene al caso) hubiera ganado champions… 

esque la contra es mas bien ese gran costo de oportunidad que todos alegamos y es si tuvieramos un nueve de prestaciones normales… que hariamos con esos 20 + goles extra que no aporta el frances 
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
donde estarias a nivel de titulos? 

en esta liga donde estaríamos? 

nunca lo sabremos 

pues esto es el misterio de Benzema
El 9 del Madrid es Cristiano Ronaldo desde la llegada de Zidane, curiosamente las temporadas desde que Karim Benzema ha empezado a descender el número de goles marcados. Con Benitez era el máximo goleador del equipo y era el jugador que en más partido anotó el gol que abría el marcador, porque jugaba de 9. 
Que Karim está en su peor temporada como madridista, sin duda, pero como han dicho antes, ni juega como 9, ni se mueve como 9. 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Si el Real Madrid quiere buscar un buen complemento a Cristiano este no debe ser un 9 (ya vimos los problemas que tenía con Morata), sino un jugador que juegue bien de espaldas entre líneas, que atraiga centrales, que ponga de cara a los medios y vacíe la zona de remate, y si puede desenvolverse en el sector derecho, mejor.
Creo que Zizu no nos permitió ver lo que Cristiano y Morata podrian haber sido como pareja de ataque . No les dió el tiempo suficiente sobre el campo para que se entendieran , pero CR ha jugado con todo tipo de delanteros Ronney. Berbatov , Tevez ,Raul , Higuain , Adebayor , Almeyda , Nani , … y con todos se le han caido los goles de los bolsillos.

pues que en el Liverpool segun tu teoria el delantero centro es salah y no Firmino ( que juega por ser complementario con Salah ) y asi se vio contra el City , que la segunad parte le puso a salah de delantero centro mas puro . 
o la juve de de delantero centro jugo mandjukic y no Higuain que sacaba al central. 

resumen en futbol moderno eso de delantero centro es relativo. 
a mi de lo que juega Benzema no me parece relevante, o si tiene que meter mas o menos goles, ( en champion por ahora no ) , el debate seria o es si se puede ir a la liga con un solo delantero centro del perfil de Benzema, pues mi opinion es que en liga no, en champion parece que si.

Malaga Malaga Malaga

Benzemá es el 5o goleador histórico de la Champions, con un promedio similar e incluso superior al de Raúl, Drogba o Shevchenko. Es cierto que en liga nunca ha marcado tantos goles, por alguna razón, pero en mi opinión ha tenido unos números decentes para el entorno en el que estaba (el trabajo principal es potencial a Cristiano). En cierta manera, es lo contrario de Higuaín, que marcaba más goles en liga, pero en Champions le costaba mucho más. 
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Es cierto que este año está en números de la mitad o algo peor que otros años, y al Madrid sin duda le vendría bien un perfil más rematador para complementar el frente de ataque, porque ahora mismo con él de responsable de empujarla la intimidación no es igual, pero tampoco le neguemos estos años y digamos que nunca ha metido goles, porque ha metido muchos y muy importantes. Otra cosa es este año, que es verdad que sus números han bajado mucho, aunque, personalmente, creo que su juego en el resto de facetas no.
No entro en la importancia histórica de BZ9, ni en sus datos con la camiseta blanca, ni en sus ridículos números del último año y medio, ni siquiera en las maneras pasotas que transmite a veces en el campo. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Solo me importa que, si está conectado, y el otro día en Málaga lo estuvo, es un elemento desestabilizador entre líneas que se ha demostrado clave en la CL. Y como dice Arroyo, ante este Bayern, me parece que puede ser clave para dominar, evitar contras y desde luego activar el frente de ataque para que CR7 reciba donde lo necesite. 

BZ9 lleva mucho tiempo dejando más a deber, pero viendo que mi querido Bale no trasmite nada bueno, esperemos que el francés decida lucirse en estos dos partidos.
El problema es que llevamos casi dos temporadas esperando que aparezca ese Benzema y mientras hay jugadores que pasan demasiado minutos en el banquillo mientras él disfruta de minutos y minutos que no se gana en el campo con su juego … con sus goles ya sabemos que no se lo ganó nunca .
Sé que parece absurdo siquiera comentarlo en un foro tan “selecto” como éste, pero lo siento, me sigue pareciendo verdad por demencial que parezca: el gran error de Karim es haber elegido la camiseta con el 9. 
Se ha comentado que quien defiende que es un “falso 9” lo hace como justificación. Benzemá NO ES un falso 9, de acuerdo. Por que no es un 9, ni falso, ni verdadero. Simplemente, no ocupa esa posición en el campo, ni juega como un 9, ni se desmarca como un 9, ni busca espacios como un 9. 
Yo cambiaría la frase por pasiva: los que dicen que Benzemá es un 9 lo hacen para justificar sus críticas y poder echar manos de sus malas estadísticas goleadoras. 
Así que, ciertamente, si Benzemá hubiera elegido el 10, el 8 o el 24, sé que parece increíble, pero sufriría mucha menos “flak” de la que sufre.

Nunca pasa nada

En el Athletic nunca pasa nada. Tan sólidos son los cimientos del club que cualquier terremoto, por alta magnitud que tenga, apenas se percibe como un leve y prácticamente imperceptible meneo sin importancia. De un tiempo a esta parte, las derrotas pasan, las vergüenzas se olvidan y los ridículos se disimulan tras un pesado cortinaje de terciopelo rojo con la leyenda ‘Beti zurekin’ (siempre contigo) grabada con letras doradas en grafía vasca. Nada trasciende. Todo fluye, aceitoso y sereno, porque, supuestamente, somos diferentes. Y como somos diferentes, tragamos con lo que nos echen, aunque sea intragable y nos provoque unos ardores insufribles. Ocurre que en un club tan peculiar como el bilbaino, y permítanme la licencia lingüística del diptongo, la masa que fortalece la cimentación del mismo es esencialmente emocional. Y a nadie le gusta ir contra sus propios sentimientos, porque se entiende que sería como una especie de traición a uno mismo y sus más elementales principios. En Bilbao, ser crítico con el Athletic es una maniobra de alto riesgo. Al Athletic se le trata como a un hijo malcriado y consentido al que se le permite todo y al que nunca se le reprende, no vaya a ser que se traumatice o que alguien nos acuse de ‘no querer’ y no tratar con el debido cariño a nuestro equipo del alma. Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Tal vez por ese motivo, el Athletic es un sitio cómodo en el que vivir y perpetuarse. Dentro de la extenuante vorágine que mueve al fútbol moderno y en la que hasta su más nimio y anónimo representante recibe las furiosas embestidas de un mar siempre embravecido, el club de Ibaigane se presente como un hábitat dulce y amable, casi ajeno al mundo en el que se desenvuelve. Una especie de microclima extremadamente benigno y propicio para entregarse a los placeres de la profesión. Grandes comidas, reconocimiento público, viajes, recepciones oficiales y el orgullo de representar a todo un pueblo, tan ingenuo y entregado como muy atinadamente percibió Marcelo Bielsa, y todo a cambio de una responsabilidad ridícula, casi inexistente. Es muy poco habitual que en un club de fútbol profesional alguien asuma sus propios errores. Se entiende, en parte, porque con un puesto de trabajo tan goloso es mucho lo que está en juego. Cuando se trata del Athletic, esa probabilidad se reduce hasta extremos intolerables. Nadie responde de nada y nadie da ninguna explicación de nada más allá de las sobeteadas frases hechas que apelan a la continuidad en el trabajo diario y a erguir la cabeza en los malos momentos.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El club bilbaino sufre un problema de fondo que parte desde su mismísima base. No sabemos si queremos que sea una cuestión sentimental, empresarial o meramente deportiva. En otros clubes, sin embargo, lo tienen mucho más claro. Tienen algo de camino ganado con respecto a nosotros, que tenemos un miedo atroz a cuestionar a la cabeza del club porque alguien ha extendido la teoría de que supondría tirar piedras contra nuestro propio tejado. Es el problema de proporcionar esa pátina sentimentaloide al asunto. El Athletic vive instalado en una endogamia tan turbia y perniciosa para la entidad que es difícil prever las consecuencias de los desatinos continuados que se derivan de ella. Es una suerte de autarquía futbolística, desencandenada a partir de una sesgada e interesada visión de su política de fichajes. En el Athletic se vive cómodo y chupando de la teta de la gran vaca, rodeándose de gente que no cuestione, que deba favores y que no menee ningún sillón. Por eso, es obligación de sus socios y aficionados, de aquellos que lo queremos, que nos rascamos el bolsillo por él, que lo transmitimos a nuestra descendencia como una cuestión familiar y, sobre todo, que no vivimos de lo que el club genera a su alrededor ni nos ganamos la vida con él, luchar contra ese ensimismamiento que impera en un club que representa muchas cosas más que las insustancialidades en las que muchos fundamentan su imperturbable fidelidad al movimiento. Asumir responsabilidades, siempre con cabeza y sensatez, sobre aquello que deportivamente más queremos y respetamos, es lo que realmente nos haría diferentes. Y no significará que no queramos a nuestro equipo. Más bien todo lo contrario.
[FOTO: El Correo]

Portero y vasco

expresión en las décadas de los setenta y los ochenta, cuando la gran mayoría de los equipos de primera división contaban con, al menos, un portero de origen vasco en su plantilla. Bajo la mítica silueta de José Ángel Iribar, tal vez el origen de la leyenda, se forjaron porteros de referencia mundial como Luis Miguel Arconada o Andoni Zubizarreta. Y a la sombra de estos, crecieron un sinfín de sobresalientes arqueros curtidos en las categorías inferiores de los clubes vascos que pronto irían encontrando acomodo en equipos de primer nivel por todo lo ancho de la geografía nacional.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Nadie supo explicar nunca muy bien los motivos reales de aquel auge. Es difícil sacar conclusiones sobre el porqué confluyeron en un espacio tan relativamente pequeño tantos buenos porteros en tan poco tiempo. Muchos apuntan al camino trazado por Iribar guardando las redes del Athletic en los años sesenta y setenta. El Chopo negó su sitio a decenas de buenos porteros porque su papel fue incuestionable durante casi dos décadas. Pero no todo repercutió negativamente en la cantera de porteros vasca. Siguiendo la estela de su éxito, muchos chavales quisieron emular a su ídolo enfundándose los guantes desde bien pequeños. Ser portero ya no era un suplicio, ni mucho menos un ‘castigo’ reservado a aquellos menos hábiles con la pelota entre los pies. Había a quien parecerse. Con todo, Iribar propició el nacimiento y sano crecimiento de muchos porteros… pero también obligó, con su indiscutible titularidad durante dos décadas en la portería de San Mamés, a cambiar el rumbo de un buen número de carreras profesionales bajo palos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Hay quien apunta, además de la indiscutible presencia del Chopo como referente absoluto, a las peculiaridades del fútbol base vasco. A los numerosos torneos de fútbol que se repartían (y aún reparten) por las playas de todo el litoral de Euskadi y a unos campos, casi siempre de césped, que amortiguaban las caídas de los jóvenes aprendices de portero sobre suaves y cómodos lechos de barro. Conocida es la advertencia de Javier Clemente a sus pupilos durante un entrenamiento en Lezama: “¡quien no acabe el entrenamiento completamente cubierto de barro, no es portero!”. Quizá esa circunstancia, que al mismo tiempo tal vez incidiese negativamente en el nivel técnico de futbolistas de mediocampo o de ataque, propició que el joven portero vasco aún en formación perdiese el miedo a hacerse daño tras un vuelo. No es lo mismo aterrizar sobre barro o arena de playa que hacerlo sobre una dura y compacta superficie de albero. Conozco pocos niños vascos que no hayan ensayado una “palomita” sobre la arena de la playa. Además, la inevitable irregularidad de esos terrenos de juego y el imprevisible bote que estos procuraban sobre el balón ayudaba a potenciar los reflejos de los porteros en formación. Muchos de ellos acabaron enganchados a la profesión a base de jugar y divertirse sobre una superficie muy propicia para el desarrollo de la posición.
Entra en juego también otra circunstancia de carácter más antropológico. El portero vasco ha estado tradicionalmente marcado por un carácter sobrio. Poco dado a la concesión estética, pero muy práctico y muy fiel a los cánones tradicionales que siempre han regido la custodia de una portería de fútbol. También ha sido siempre un portero honesto y trabajador. Acostumbrado a cultivar sus dotes con fuertes sesiones de entrenamiento y sin rehuir jamás su responsabilidad consigo mismo y con el colectivo al que representaba. Al más puro estilo del trabajador de una acería o de cualquier factoría vasca.
No me atrevo a pontificar ni a establecer una razón inequívoca sobre el éxito reconocido de los porteros vascos, ese mismo que hoy recae fundamentalmente sobre la aún joven espalda de Kepa. Quiero pensar que todo surge de una serie de condicionantes que, por una u otra razón, han confluido en la región vasca. Que la presencia de numerosos porteros del más alto nivel ha propiciado el nacimiento y formación de sus sucesores en una cadena continuada y en la que todos los eslabones han ejercido su función de conexión y transmisión. Que la estirpe legendaria no tiene un porqué ni una explicación razonable. Que todo se trata de una simple cuestión de tradición y respeto. Y quizá sea mejor así.

Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 1

Yo he sido muy escéptico con ese 4-4-2 del Madrid con Lucas y Asensio de extremos y Kroos y Modric en la base. Habían cosechado resultados positivos contra el Sevilla y la Real, pero pensé que el éxito del esquema en estos casos se debía a cuestiones muy contextuales: que estos rivales dejaban muchos espacios atrás por salir a presionar y por sus débiles transiciones defensivas. Sin embargo, estos últimos 10 min contra el PSG me han dejado pensando que tal vez valga la pena probarlo más seguido y en otros contextos, aunque sea como plan B para segundas partes. 
Es que veo muchas cosas positivas: Kroos y Modric lanzando transiciones de calidad, la movilidad de Asensio y Lucas (que están dando su mejor rendimiento en lo que va de la temporada) y sus emparejamientos con los laterales, y que el ritmo más alto y la mayor capacidad de contraatacar potencia a Ronaldo. Y además, aunque el equipo pierde la capacidad correctora de Casemiro, me parece que gana orden defensivo a nivel global porque el 4-4-2 cubre mejor los espacios y porque Lucas y Asensio tienen mayor capacidad de sacrificio defensivo que los demás atacantes del Madrid. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Del PSG, pues a mí me deja, no frío, sino congelado. Entiendo que por la calidad individual de sus atacantes tenga sentido hacer una propuesta más basada en los jugadores que en la táctica (así como hace el Madrid), pero es que este equipo es casi la nada en cuanto a estructura ofensiva. No sé, que un equipo con Verratti y Rabiot use el mediocampo sólo como zona de tránsito me parece un desperdicio. Y esa falta de estructura y control tal vez se podría compensar si fueran una roca defensiva, pero no lo son. Es que me queda la sensación de que Emery nunca ha podido plasmar sus ideas de juego en este equipo. 
Estoy de acuerdo en que el cambio de Meunier por Cavani ayudó al PSG a crear superioridades en las bandas y asentarse en campo rival, pero me parece que sin Cavani esperando en el área el equipo no pudo aprovechar todo lo que estaba generando. Que no entrase Di María por un Lo Celso que estaba siendo muy superado por el contexto me parece inexplicable.
Aceptar que a mi es que Neymar anoche en muchos tramos me pareció superado por el contexto. Le vi frustrado, descentrado, no vi su competitividad a la altura de su calidad. O tal vez simplemente es que su equipo no le ayudó. Pero realmente eso es lo que vi. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Respecto al Madrid, mi amado Madrid, decir que de las cosas que más me impresionan de Cristiano Ronaldo (y en esto incluyo a Messi por igual) es que sin ser leyendas que destaquen especialmente por lo que transmiten a la grada, logran emocionarme. Un honor ver el futbol en su época.
Lo de Marcelo fue tremendo. Qué influencia en el juego, qué personalidad y qué despliegue, el pase que le pone a CR en la jugada que termina con la tapada con la cara de Areola es de iluminados, es que es un lateral que puede crear sistema. Como pelo en la defensa del Madrid veo a Varane, un par de veces llegando tarde y otras habilitando a contrarios, con lo que se pensó de él allá por 2013 verlo ahora en 2018 con los mismos errores me entristece. 
Del PSG a Neymar lo vi muy individualista (más de lo común), me recordó a Robben en la final de CL de 2010 que quiso ganar él solo el partido para demostrar la “injusticia” que se cometió con él. Alves sudaba personalidad se necesitaba alguien así en el proyecto parisino desde hace años. Mbappé no se achicó ante el escenario y mostró lo que puede llegar a ser sin tener una noche inspirada aunque creo que no está aún para jugar como delantero centro solitario. Gran partido sobre todo en aspectos emocionales de ambos.

La táctica para el triunfo

El fútbol es de los futbolistas, pero no siempre ganan los mejores porque también hay otras cosas. Una de ellas reside en el factor táctico, en el desarrollo de sistemas, y es en ese punto donde, a nivel de selecciones, Alemania está cogiendo la delantera a todas las demás. Mientras que España se ha destacado en la producción de talento y en la consolidación de un carácter ganador que le acerca al triunfo en cualquier contexto, los alemanes han puesto el acento en la pizarra como si se tratase de un club ultra organizado en el que tanto niños como adultos trabajan a diario para dibujarse de la misma forma. Una forma que, por supuesto, está dotada de la coherencia que convierte a un equipo en un equipo de verdad.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
La Final Sub-21 se subdividió en tres fases bien diferenciadas. En la primera, que duró 10 minutos, España dejó claro que su calidad es tremebunda. Saltó al campo con una convicción y un derroche de iniciativa que, unidas a la actividad de su as más desequilibrante, Marco Asensio, se tradujo en una presentación de impacto real. Pero ni siquiera durante esta etapa se vio al combinado 100% cómodo, pues incluso desde esos momentos quedó claro que el encuentro iba a ser una pesadilla para los dos interiores de su 4-3-3, Saúl Ñíguez y Dani Ceballos. No entraron en juego ni una vez de cara a la portería contraria; siempre recibían de espaldas con Arnold o Haberer atentos a la presión.
Justo esa superioridad posicional de Haberer y Arnold sobre Saúl y Ceballos comenzó a desnivelar la balanza en favor del colectivo alemán. La pelota cada vez estaba más lejos de Sandro y más cerca de Kepa, y España empezó a verse penalizada por la ausencia de un circuito asociativo que le permitiera salir desde atrás con mayor fluidez. También echó en falta algún especialista que pudiera alzarse como una solución individual que batiera líneas y luego encontrase a los medios de cara al juego –¿Odriozola?-. El caso fue que Ceballos desapareció y Saúl lo intentó pero acumulando pérdidas de balón en lugar de remedios al problema, lo cual dejó al triángulo Meré-Vallejo-Llorente sólo una vía disponible: la banda derecha con la conexión Bellerín-Deulofeu. Y si justo esa sociedad había sido lo más flojo de España a lo largo del torneo, ante una Alemania tan seria no iba a ser la cura. Dar el balón a Héctor y Gerard significaba estrellarse frente a una pared.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Tras cada robo germano, además, la fluidez de sus posesiones les hacía sobresalir. La claridad de Arnold se veía muy favorecida por una ocupación espacial racional en la que cada hombre tenía dos líneas de pase disponibles, y la pelota volaba. Los movimientos de Gnabry, Meyer y, en especial, el zorro Weiser exigían un despliegue de Llorente que, si bien a menudo sí se producía, no estaba acompañado por un buen hacer de Vallejo y Meré, que anduvieron bastante desordenados y, en el caso del central maño, demasiado precipitado. Cualquier matriz relacionada con el control pertenecía a la selección de Stefan Kuntz.