Zidane

De este modo, Zidane y su Madrid subieron al carro a todas las piezas disponibles. Una por una, cada jugador gozaba de importancia real en los encuentros. El concepto de oportunidad para todos ellos podía entenderse desde las propias inercias y esencias de una competición regular de nueves meses: lesiones, estados de forma, particularidad del rival en base a un planteamiento diferente. Sin embargo, lo más desconocido llegaba cuando la inconmensurable calidad del plantel respondía, uno por uno, como si todos fueran el protagonista real de la historia. Nombre por nombre, jugadores como Álvaro Morata, James Rodríguez, Isco Alarcón, Lucas Vázquez, Marco Asensio, Mateo Kovacic, Mariano Díaz o Nacho Fernández, pertenecían a una idea de juego alejada de toda inconexión. Todos sus minutos sobre el campo eran de valor neto, alejándose de la utilidad que se entendía como el rodaje de los más secundarios o de determinadas titularidades concatenadas como premio a otros ‘suplentes’ más relevantes.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Por primera vez, en España, un campeonato liguero nacía de la importancia innegable de todos los miembros de su plantilla. ¿Cómo era posible que de una semana a otra, el nivel de competitividad de dos equipos diferentes, tan diferentes en su formación, gozara de identidad, intensidad, concentración, liquidez, determinación y victoria? La base no cobró sentido por la calidad de sus hombres, presupuestada y conocida en años anteriores y posteriores, sino por la increíble capacidad para que todos ellos rindieran haciendo honor a su potencial, en el caso de los más jóvenes, o a su realidad, en el de los más asentados. Si bien el Madrid de Kroos, Modric, Ronaldo, Casemiro, Benzema o Marcelo abordaba los encuentros desde un prisma estilístico propio que la segunda unidad no podía reproducir, la identidad construída por un batallón que a priori no había sido concebido para convivir, competía como si el tiempo pasado juntos hubiera puesto todo en su sitio. La liga de Zidane, la de los 24 titulares, constó como una rareza demoledora.
No comparto “solo” darle valor a Zizu por la liga de los 24 . Creo que suya fue una demostración de manejo de grupos solo relativamente , todos los componentes del plan B salieron corriendo del equipo ese verano , Pepe , Danilo , Coentrao , James , Morata y Mariano huyeron del Madrid , creo que ese grupo demostró una “disciplina” de grupo impropia de estos tiempos y sus egos , y por supuesto Zizu tuvo su peso , pero los jugadores no tuvieron menos al asumir su papel secundario como unidad B sin crear conflictos internos .En cuanto al futbol , yo si creo que esa unidad B se manejó más en el soporte que le daba su calidad individual muchisimo más que por la pericia táctica de zizu , Isco fué con mucho, “lo” determinante en esa unidad B .
El Madrid para mí no ha ganado las 3 Champion por la unidad b , sino por la a .
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
La unidad a es probablemente el mejor equipo del mundo , en Champion seguro por su físico y nivel en los últimos 3 meses de la temporada.
Tampoco son iguales lss plantillas de los últimos dos ños y medio , ni su nivel en liga , decepcionante solo este año.
El equipo b un circunstancia de un año, l.gestion de la plantilla y los roles de los.jugdores no.

Ayer en la selección asensio y Lucas tuvieron el rol del Madrid de Zidane y los titulares A en sus equipos tienen el el de indiscutibles.