Lo que Setien quiera

A menudo, cuando un entrenador de estilo muy marcado, como es el caso de Quique Setién, llega a un nuevo equipo se suele hacer un ejercicio de proyección en el que se intenta intuir quienes serán los nuevos protagonistas que lo abanderen. O lo que es lo mismo en este caso, quienes serán los nuevos Roque, Tana, Vicente o Viera.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Pero en realidad esto no tiene sentido con Setién. Al igual que con Marcelino García Toral sí podemos hablar de determinados perfiles que se repiten por los conceptos que él maneja, en el caso del técnico cántabro se puede observar cómo los roles no son otra cosa que la consecuencia de unir el talento individual del jugador con los conceptos colectivos del equipo. Por lo tanto, como no hay dos futbolistas iguales, los perfiles no pueden ser más moldeables.

Es decir, en el libreto táctico de Quique Setién no existe la figura del mediapunta creativo e imaginativo que se involucra en el circuito asociativo y cae mucho hacia los costados con relativa frecuencia. Existen una serie de necesidades tácticas y unos requisitos técnicos para cumplir con ciertos objetivos, pero al final es Jonathan Viera quien se encarga de escribirse su propio guión adaptado. Entender eso, de hecho, fue el principal éxito de Quique con el futbolista canario. Y viceversa. Porque fue a partir de esa libertad lo que le permitió a Roque pasar de ser extremo a mediocentro, a Vicente de mediapunta a interior, a Tana de descarte a futbolista de Primera y a Viera de lo que pudo ser a lo que todos ya sabemos que sí es.

En base a esta premisa hay que entender que Setién no busca al nuevo Roque Mesa o al nuevo Jonathan Viera, porque básicamente ni existen ni, en caso de existir, el Betis podría firmarlos. El nuevo técnico bético lo que está buscando y va a buscar durante un tiempo es una serie de características, condiciones y talentos que le permitan diseñar un equipo que se ajuste a su visión del fútbol. Ordenarse a partir del balón, crecer desde el primer pase, formar muchos triángulos en campo rival, atacar con mucho hombre por delante de línea de balón, no renunciar a ser ancho ni profundo…
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Y en esa búsqueda el Betis le ha encontrado a Víctor Camarasa, un futbolista que sabemos lo que es hoy pero no podemos asegurar lo que será mañana. Empezando por lo primero, del valenciano ya sabemos que ha jugado en un doble pivote (con Simao Mate), ha sido un interior box-to-box (con Verza y Lerma) y ha roto como mediapunta en Vitoria. Tres posiciones distintas y tres contextos diferentes, pero Camarasa los ha interpretado siempre de una forma parecida: luciendo su poderosa zancada, demostrando buen toque e insinuando una creatividad todavía no explotada del todo.

Esto a su vez le ha llevado siempre a ser un jugador muy dado a cambiarles el ritmo a sus equipos. No de una manera individual, pues no es un jugador de acción solitaria, pero sí sin necesidad de involucrar a demasiados compañeros. Cualitativo muy notable tanto en regularidad como en días muy especiales (aquel partido contra el Atlético…).